Envío nacional gratuito a partir de 35€ o recogida en tienda gratis

COSMÉTICA NATURAL Y DIETA

Cosmética natural y dieta slow, un matrimonio para cuidar y realzar tu belleza. No consumes tóxicos, no los pongas en tu piel  


Cuando empiezas a hacer cambios en una esfera de tu vida, parece que el efecto dominó no tiene freno. Poco a poco otras esferas se ven tocadas y te das cuenta que el cambio es imparable. Eso me pasó a mí. A los veintipocos, empecé poniendo en duda todo lo que comía hasta entonces y, sin prisa pero sin pausa, me encontré reevaluando lo que me ponía en mi piel, en mi cabello y en general, todo lo que consumía.

Ya sabéis que al consumir un producto estamos dando apoyo a una marca, una empresa, un establecimiento. Y lo hacemos cada día y me parece que no somos suficientemente conscientes del impacto que eso tiene. Hasta que un día se te enciende esa lucecita y divisas ese aspecto que no habías considerado nunca antes.

Para mí fue cuando me emancipé y tenía que hacer mis propias compras por primera vez. Lo que pasó lo puedo explicar de manera muy gráfica. En mis primeras compras en el supermercado adquirí las mismas cosas que consumíamos en casa de mis padres y al cabo de unos meses parte de esos productos seguían en el armario de la cocina sin tocar. Me apetecían otras cosas y en lugar de en grandes superficies, prefería mucho más hacer la compra en el comercio del barrio. Descubrí las tiendas de productos ecológicos y de proximidad y todo parecía mucho más interesante y con más sabor.

El Salto a la Cosmética Natural Online

Fui informándome sobre alimentación basada en vegetales y del daño que los productos procesados y de origen animal hacen en nuestra salud y los fui dejando. No fué un cambio de la noche a la mañana, pero era un viaje sin retorno.

Lo mismo iba sucediendo en mi compra de cosméticos y productos de higiene. De repente en el baño, tantos envases de plástico llenos de supuestos champús y geles de ducha, pero que si leía sus ingredientes solo veía nombres impronunciables que de ninguna manera podía entender qué eran, se me hicieron extraños. Recuerdo la primera vez que cayó en mis manos una mascarilla para el cabello y en sus ingredientes había aceites vegetales, como de oliva y de coco, y aceites esenciales, como de romero. Me llevó a saber que tanto la piel y el cabello se puede tratar y cuidar con sustancias naturales, con extractos de plantas, ¡con frutas! El aguacate y el plátano son ingredientes bien comunes para hacer tus propias mascarillas caseras, tanto faciales como capilares. Increíble. Era como un despertar, un darme cuenta una vez más que se nos hacen creer tantas cosas para que actuemos sin criterio, comprando y consumiendo y dando nuestro dinero a las grandes empresas.

Mirad, esta Mascarilla Energizante Facial para Todo Tipo de Piel de Natura Siberica contiene aceite de girasol, aceite de amaranto, aceite de espino amarillo de Altai, aceite de pino siberiano, ginseng siberiano, sorbus siberiano, hesperia siberiana, extracto de la anémona de Altai, caléndula, manzanilla, bardana y ¡saponaria! Aceites y extractos de plantas, ricos en minerales, que revitaliza tu piel en profundidad, y el 99% de los ingredientes son de origen natural. Es una mascarilla que despierta la piel cansada y apagada, y le deja un brillo bonito y fresco.

Ya os lo decía, para mí fue un viaje sin retorno y con efecto multiplicador. La alimentación, la cosmética, el estilo de vida simple, crear menos residuos para el planeta, darle la importancia que se merece al estar en contacto con la naturaleza y criar a mis hijos desde una mirada respetuosa y consciente: son algunas de las esferas que se han visto agitadas por este cambio de consciencia.

Volviendo a la cosmética otra vez, hay varias cosas que he aprendido durante estos últimos años y que las tengo como guías. Una es que si un producto no lo comerías, ¿por qué te lo pondría en la piel? La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y absorbe tanto lo que es nutritivo y saludable como lo que es tóxico y perjudicial.

Otra es el lema “menos es más”. Me encanta. Ante la duda, menos. Si no sabes si usar uno o dos productos, menos es más. Si dudas entre dos productos y miras sus ingredientes y uno tiene una lista más cortita, ese puede ser el más indicado. Como la Arcilla Verde con Aloe Vera de Mon, una mezcla de arcillas, aloe vera y grosellero negro. Ideal para hacer mascarillas y cataplasmas, remineralizante y purificante, para la piel del cuerpo, facial y cabello. Me gusta mucho encontrar productos que son multiusos.

Simplicidad y calidad siempre van por encima de la cantidad. En cosmética se traduce en menos productos, menos ingredientes, y mirando la procedencia de estos, que sean con ingredientes naturales, vegetales y ecológicos. En la alimentación apuesto también por la llamada densidad nutricional que significa dar prioridad a los alimentos que en menor cantidad nos dan la mayor concentración de nutrientes, como vitaminas, minerales y antioxidantes, y esos son sin duda los de origen natural no procesados: las frutas, las verduras, las legumbres, los frutos secos y semillas, los cereales integrales y tubérculos.

Vida slow, para apreciar lo que realmente importa y para disfrutar de un cuerpo saludable y enérgico. Y tú,¿en dónde te encuentras de tu camino hacia lo natural?